Previous
Next

Preguntas Frecuentes

Se dice que una condición es congénita cuando se hace presente desde el nacimiento. Las Cardiopatías Congénitas tienen su origen al comienzo del embarazo, cuando se está formando el corazón. Las Cardiopatías Congénitas pueden afectar a cualquiera de las diversas partes o funciones del corazón y constituyen uno de los defectos de nacimiento más comunes, siendo la causa principal de las muertes debidas a defectos de nacimiento.

De ordinario se desconoce la causa. Pero generalmente no es una condición que se herede de los padres, y ciertamente, en ningún caso es culpa de ellos.

Las valvas anormales pueden permitir que la sangre se escape hacia la aurícula después de haber pasado al ventrículo. Este flujo retrógrado de sangre hace que la aurícula se agrande aún más y que el ventrículo se haga aún más pequeño.

Las personas que nacen con la anomalía de Ebstein a menudo tienen otros problemas del corazón, entre ellos:

  • Comunicación interauricular
  • Estenosis valvular pulmonar
  • Atresia pulmonar
  • Arritmias, especialmente fibrilación auricular y síndrome de Wolff-Parkinson-White (también denominado «síndrome de preexcitación»)

Los niños que padecen la Anomalía de Ebstein, presentan un color azulado o morado desde su nacimiento (cianosis), tienen dificultades para respirar y alimentarse, y generalmente requieren atención quirúrgica inmediata.

¡Tu donativo es vital!